Ley Dram Shop en Texas ó de “Responsabilidad de Venta de Licor”

La Ley de Dram Shop ó de “Responsabilidad de Venta de Licor” es la parte del Código de Bebidas Alcohólicas de Texas que cubre los llamados establecimientos DRAM, un nombre un poco sofisticado para aquellos lugares en el que las bebidas alcohólicas se venden y se consumen, como lo son bares y restaurantes, los cuáles son responsables de la venta de alcohol a aquellas personas que se ven de manera obvia en estado de ebriedad. Por ejemplo, si alguien ha estado bebiendo en un bar y el personal del establecimiento sigue vendiéndoles alcohol cuando evidentemente están bajo la influencia del alcohol y después alguien resulta lesionado en un accidente de tráfico esa misma noche, ese establecimiento puede ser considerado responsable de daños y perjuicios.

Tejas Dram Shop Ley Difiere De Otros Estados

La ley Dram Shop en Texas varía un poco comparado con la mayoría de los demás estados donde sólo requieren que el demandante demuestre que el negocio vende alcohol a personas intoxicadas para poder establecer una demanda de responsabilidad por cualquiera de las lesiones. En Texas, la responsabilidad Dram Shop no garantiza que el establecimiento será completamente responsable de daños y perjuicios después de venderle licor a una persona embriagada.

Los propietarios de establecimientos con licencia para vender alcohol sólo son responsables por una parte de las consecuencias y daños ocasionados y es un jurado quien debe decidir el porcentaje de responsabilidad. Si el jurado encuentra que el establecimiento que vende licor es responsable en más de el 50 por ciento, entonces el conductor estará obligado a responder por el porcentaje de lesiones que el jurado determine que fueron ocasionadas al elegir manejar después de beber.

La Historia Del Derecho De Dram Shop En Texas

La ley Dram Shop comenzó en Texas a raíz del histórico caso “El Chico v. Poole” que fue llevado ante la Corte Suprema de Texas en 1987, en el que el tribunal estableció que todos los negocios de venta de licor no deberían servir bebidas alcohólicas a quienes se vieran ebrios o intoxicados. La ley se ha reforzado en los últimos años, y exige a los establecimientos de venta de licor no servir más bebidas alcohólicas a las personas que están “evidentemente intoxicados” o a menores de edad. Otras disposiciones se han añadido a la ley e incluyen la protección de las víctimas de accidentes de conductores ebrios en el que los llamados “anfitriones sociales” sirven licor a menores de edad que después terminan causando accidentes.

El propósito de la ley Dram Shop es mantener bajo control los establecimientos que sirven alcohol y que éstos actúen de manera responsable. Cualquier establecimiento cuya administración cree que su trabajo se limita a servir alcohol, obviamente no comprende las leyes y reglamentos que cubren el despacho de alcohol en Texas, así como el concepto de negligencia comparativa. De acuerdo a las leyes Dram Shop, en el estado de Texas esta prohibido que los establecimientos antepongan las ganancias del negocio ante la vida y seguridad de una persona, ya que según la ley estos establecimientos tienen la capacidad de ejercer un mayor control sobre la situación y deben ser conscientes de cómo actuar.

A veces es difícil establecer quien es el responsable bajo la ley de Texas Dram Shop. Para esto es necesario obtener pruebas de la venta de alcohol, pruebas de que el cliente sufrió las lesiones que alega haber sido víctima, y que la venta de alcohol y estar embriagado fueron las causas inmediatas de los daños sufridos en el accidente. Además, también existe una cláusula dentro de la Ley que se conoce en inglés como “Safe Harbor Defense, ó Trained Server Defense” la cual funciona como una medida que protege de alguna manera a los establecimientos que venden y sirven licor frente a un proceso legal, permitiéndoles demostrar que siguen las directrices del estado en relación con el servicio a sus clientes. Lo que esto significa es que en determinadas circunstancias el negocio pudiera quedar exento de una demanda. Pero el establecimiento deberá estar en cumplimiento con ciertos requisitos que incluyen comprobar que todos los empleados asisten a un programa de entrenamiento de venta de alcohol aprobado por el estado, además demostrar que el empleador de ninguna manera trató ó trataría de motivar a los empleados, ya sea directa o indirectamente, a violar la ley. Además de estas pruebas los dueños del establecimiento deberán incluir la documentación detallada por escrito del manual del empleador y las políticas del negocio respecto a la cantidad de licor que deben servir a cada cliente.

Esto podría suponer una desventaja para quienes establecen una demanda legal en contra de algún establecimiento de venta de licor, pero realmente aquellos que tratan de utilizar el recurso de “Safe Harbor Defense, ó Trained Server Defense” se enfrentan con un proceso muy difícil de completar y de lograr el éxito, ya que la mayoría de los bares que son demandados por responsabilidad Dram Shop son aquellos que ya han violado en repetidas ocasiones las reglas, y han instado a sus empleados a romperlas, ya sea intencionalmente o no. Eso significa que un abogado con conocimiento y experiencia en casos de accidentes de conductores bajo la influencia del licor fácilmente puede contrarrestar dichos argumentos y cláusulas de este recurso legal.

Los abogados de Adame Garza LLP tienen esta experiencia y recursos para hacer valer sus derechos y obtener la compensación que usted y sus seres queridos merecen.

Contáctenos

para una consulta gratuita!

713.863.7100 EMAIL

Toda la información del usuario es 100% privada y protegida, no se compartirá

Preguntas?