Proteger los ojos en el trabajo es responsabilidad de todos

Diariamente unos 2,000 trabajadores en los Estados Unidos reciben tratamiento médico a causa de lesiones en los ojos que ocurren en el trabajo. Las lesiones en el lugar de trabajo son la principal causa de daño en los ojos, pérdida en la vista, discapacidad y ceguera. Aunque la mayoría de ellos se producen en el sector de la construcción, un gran número también ocurre en la industria de petróleo y gas.

Hay muchas situaciones que contribuyen a ser víctima de una lesión en el ojo, por ejemplo si el viento sopla fuerte y objetos extraños entran en el ojo, como partículas diminutas de piezas de madera, virutas de metal, o incluso polvo de cemento. El sólo hecho de estar en torno a un area y actividad común de trabajo, como martillazos, sopladores, lijado o incluso barrer puede poner en peligro los ojos sin protección.

También una lesión en el ojo puede ocurrir cuando un objeto cae o sale volando y golpea el área alrededor de la órbita del ojo o el trabajador se golpea con algo. Otras causas también son la manipulación de productos químicos, disolventes o líquidos calientes, cuando uno de esos salpica en el ojo, los aparatos con láser o rayos ultravioleta que pueden causar quemaduras en los ojos.

Sin embargo, en casi todos los casos, prácticamente todas las lesiones oculares se pueden evitar si se toman las medidas de prevención adecuadas y se implementa el uso del equipo de protección para los ojos.

El equipo personal para proteger los ojos (como anteojos de seguridad con protección lateral, gafas que protegen toda el área de los ojos, protectores de la cara y/o cascos de soldador) ha sido comprobado que reduce en gran medida las lesiones oculares de manera significativa. Las gafas son la forma más común de equipos de protección, por lo que es necesario que todos los trabajadores las utilicen en todo momento en una obra o un sitio de extracción de petróleo y gas. Si el trabajador usa lentes recetados, debe usar unas gafas de ajuste en los anteojos.

En algunos casos, las gafas pueden no proporcionar suficiente protección, por lo que puede ser necesario el uso de caretas, con el fin de evitar que entren en los ojos las partículas del aire.

En trabajos en los que existe el peligro de lesiones causadas por productos químicos que salpican, o durante la soldadura, arenado o esmerilado, cada trabajador debe estar provisto de un protector facial. De acuerdo con expertos en seguridad del ojo, es necesario que un empleador proporcione la protección ocular adecuada para cada trabajador en cada ocupación y cada puesto de trabajo, en base a los riesgos específicos en el ojo que enfrenta cada empleado.

También es necesario que los empleadores ofrezcan a los trabajadores capacitación en el uso adecuado de los equipos de seguridad. Deben estar entrenados para conocer el ajuste ideal y cómodo para el uso de cada trabajador de acuerdo a sus necesidades y así reducir el riesgo de que prefieran no usar las gafas o cualquier equipo de seguridad por no sentirse cómodos, poniéndose en riesgo.   Además, los trabajadores deben saber cómo almacenar el equipo de seguridad del ojo correctamente, para mantenerlos en buenas condiciones.

También empleadores están obligados a colocar señales de advertencia fuera de las áreas del lugar de trabajo en el que hay un riesgo superior al normal de lesión en los ojos. Además deben designar una estación lavaojos y de fácil acceso. Todos los mecanismos de respuesta de emergencia necesarias para lesiones en los ojos deben estar en su lugar y todos los trabajadores deben ser entrenados para ejecutarlos correctamente en caso de una lesión en el ojo.

Abogados de Texas de Lesión Ocular

Si usted o un ser querido ha recibido una lesión ocular grave en el trabajo, y parte del motivo es que el empleador no proporcionó gafas protectoras o el equipo de seguridad adecuado, debe comunicarse con los abogados expertos en lesiones personales y laborales Adame Garza LLP tan pronto como sea posible, para que podamos ayudarlo y guiarlo en su caso y así obtener la compensación que merece.

Contáctenos

para una consulta gratuita!

713.863.7100 EMAIL

Toda la información del usuario es 100% privada y protegida, no se compartirá

Preguntas?